Como especialistas en reformas en San Sebastián de los Reyes, entendemos que en pisos pequeños muchas veces es habitual tener un dormitorio compartido para niños con diferentes gustos o incluso diferentes edades.

Sin embargo, no creemos que esto deba ser un factor limitante tanto para la estética de dicho dormitorio como para su funcionalidad. Así, para ayudarte a crear un dormitorio compartido para niños y que este resulte ideal, a continuación, te ofrecemos varios consejos que puedes aplicar en este dormitorio.

Consejos para crear una habitación compartida para niños

En primer lugar, será esencial dividir el espacio de la habitación de forma clara. Cada niño debe tener su espacio personal sin invadir la intimidad del otro. Sin embargo, también será interesante planificar zonas compartidas, como por ejemplo la zona de juegos. Para esta misión, podemos utilizar un biombo o simplemente cortinas separadoras.

Además de esto, también es muy importante optimizar al máximo las áreas de almacenamiento. Para ello, podemos usar cestas, elegir camas con canapés, emplear taburetes con almacenaje o instalar estanterías. Así, cada niño podrá guardar sus juguetes y libros en su espacio personal.

Finalmente, la decoración jugará un papel esencial tanto en la estética del dormitorio como en la integración de los estilos de ambos niños. Te aconsejamos que combines dos estilos diferentes, pero complementarios y que estos se adecuen a los gustos de ambos niños.

¿Qué no puede faltar en un dormitorio compartido para niños?

Como has podio ver, es posible crear un dormitorio compartido para niños sin perder la funcionalidad ni la estética de la habitación ni tampoco perjudicar las preferencias de ambos niños. Sin embargo, será muy importante tener en cuenta los aspectos anteriormente mencionados.

A continuación, resumimos en una lista aquello que no puede faltar en un dormitorio compartido para niños

  • Planifica de forma eficiente la distribución del dormitorio Cada niño debe poder tener su intimidad y su espacio personal.
  • Delimita diferentes zonas dentro de la misma habitación. Si es posible, permite que los niños compartan área de trabajo o de juegos.
  • Optimiza el almacenamiento para que este no se convierta en una fuente de disputas
  • Decora el dormitorio mezclando dos estilos. Así reforzarás visualmente las diferentes zonas de cada niño.

dormitorio niños

 

En definitiva, puede parecer difícil preparar un dormitorio compartido, pero lo cierto es que no lo es tanto y, además, no hay por qué renunciar al buen diseño ni a la funcionalidad.

Si te ha interesado este artículo, te gustará leer:

Recent Posts

Dejar un comentario

3 × 2 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar