El verano, esa época tan esperada para algunos y tan temida para otros. Cuando llegan los meses más calurosos del año, las altas temperaturas nos permiten ir a la playa o a la piscina, pero en casa se convierten en algo insoportable. Conseguir una temperatura más relajada en el interior de nuestros hogares es imprescindible para garantizar la salud y el bienestar de quienes lo habitan. Ahora bien… ¿cuáles son los mejores trucos para enfriar tu casa en verano? ¡Te lo contamos!

Lo ideal es mantener la temperatura entre los 18 y los 22 grados, siendo el frío más agradable que el calor. Teniendo en cuenta que el consumo del aire acondicionado es muy elevado y que tan solo 3 de cada 10 viviendas tienen instaladas un aparato, según el INE en 2008, te recomendamos que sigas estos trucos para enfriar tu casa en verano de una forma sostenible.

6 sencillos trucos para enfriar tu casa en verano sin aire acondicionado

trucos para enfriar tu casa sin aire en verano

  1. Ciérralo todo: durante el día, baja las persianas, mantén las ventanas cerradas, y las cortinas (a poder ser tupidas y opacas) corridas. Y si se tiene toldo (elegir colores exteriores claros) bajarlo cuando el sol esté dando en la fachada.
  2. Ventila tu hogar: no dejes de lado la ventilación de tu casa. Utiliza la primera hora de la mañana o mejor durante la noche para que bajen las temperaturas alcanzadas durante el día.
  3. Adapta tu ropa: no basta con refrigerar la casa, tú también tienes que adaptarte. Por eso, evita los tejidos sintéticos ya que no transpiran mucho y la ropa ajustada. El lino y el algodón son los más recomendables. Los colores dependen si nos exponemos al sol o no.
  4. Viste la casa de verano: ¡deshazte de las alfombras! Cambia los cojines de los sofás y las sábanas preferentemente por unas de algodón y dale la vuelta al colchón si tiene modalidad de verano o invierno.
  5. Utiliza los aparatos del hogar de noche: enchufa el lavavajillas, la lavadora o la plancha de la ropa, por la noche. Son máquinas que desprenden calor, como ocurre con los televisores o los ordenadores. Por este motivo, no conviene ver la televisión o utilizar los portátiles en el dormitorio inmediatamente antes de dormir.
  6. Aísla las habitaciones: cierra las puertas y riega el suelo para bajar la temperatura de la construcción.

Con estos sencillos trucos que te recomendamos lograrás rebajar la temperatura de tu casa o reducir el consumo del aire acondicionado. Una vez te habitúas a estos cambios, pasarán a ser parte de tu rutina habitual. ¡Disfruta del verano en casa!

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

Recent Posts

Dejar un comentario

doce − cinco =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar