Como especialistas en reformas en San Sebastián de los Reyes, queremos hablarte de las duchas higiénicas. Y es que, a día de hoy, es un elemento muy desconocido, pero, poco a poco, va abriéndose paso… ¡Y puede llegar a sustituir por completo el bidé!

Ducha higiénica: ¿Cómo funciona?

como funciona una ducha higienica

La ducha higiénica es, básicamente, un sustituto del bidé. Una opción muy interesante, además, puesto que permite ahorrar bastante espacio en el baño (y permite una alternativa al bidé en esos baños tan pequeños en los que ni siquiera cabe).

La ducha higiénica (también llamada grifo higiénico) es, básicamente, un sistema de ducha que se colocar junto al inodoro. Se trata de un sistema de ducha ya diseñado específicamente para este fin, por lo que su tamaño es más reducido.

De esta forma, cuando quieres lavarte tus partes íntimas, te sientas en el inodoro y utilizas la manguera de esta pequeña ducha para lavarte, tal y como harías en el bidé (de hecho, con mayor comodidad, al disponer de un grifo extensible).

La ducha higiénica se compone de una mini ducha que se conecta a un grifo mezclador, que, a su vez, cuenta con una salida a la cisterna del inodoro. Generalmente, el rociador (lo que sería la alcachofa en una ducha tradicional) tiene un botón para controlar la intensidad del agua. Por supuesto, su tubo flexible permite una gran movilidad y dirigir el chorro de agua como se prefiera.

Evidentemente, en un sistema como este, que es el más básico, no tendrás agua caliente. Sin embargo, existen modelos más avanzados, completos y sofisticados que sí incluyen un regulador de temperatura.

En el caso de los primeros modelos, los más sencillos, la instalación es bastante sencilla y cualquier persona con un mínimo de habilidad puede hacer la instalación. En cambio, la instalación de los modelos más avanzados requiere de profesionales.

Además, a menudo la instalación de duchas higiénicas completas se hace un poco más complicada porque la instalación no tiene prevista la utilización de este elemento. En ese caso, habrá que buscar soluciones más ingeniosas (como utilizar las tomas de aguas previstas para el bidé).

Como puedes ver, las duchas higiénicas son una alternativa muy interesante al bidé. Cada vez son más las personas que nos piden este tipo de instalación para la higiene íntima. Y, la verdad, nos parece de lo más razonable, porque es muy cómoda y eficaz.

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

Recent Posts

Dejar un comentario

cinco × uno =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar