Como especialistas en reformas en San Sebastián de los Reyes, queremos hablarte de cuál es el mejor ladrillo para construir una casa. Y es que, como seguro que ya sabes, utilizar los mejores materiales siempre conduce a conseguir las mejores calidades en los acabados. ¡Vamos allá!

¿Cómo saber si el ladrillo es de buena calidad?

Existen diferentes formas de saber si el ladrillo que tenemos delante es de buena calidad o no. Generalmente, bastará con atender al color de los ladrillos para determinar si son buenas piezas o si, por el contrario, deberíamos buscar otras.

Si el ladrillo tiene un color anaranjado quiere decir que está poco cocido y que, por tanto, es frágil. Por otro lado, si el ladrillo tiene un color cercano al morado y presenta manchas de colores amarillos, negros o plateados, es que estamos ante un ladrillo recocido que también tendrá una mala resistencia.

En cambio, si tiene un color rojizo y homogéneo, podemos considerar que ha tenido una buena cocción y que, por tanto, tendrá una buena resistencia. Este es el tipo de ladrillo que buscamos y que deberíamos comprar a la hora de utilizarlos para construir una casa.

Por supuesto, más allá del color, también podemos dar unos pequeños golpes al ladrillo para ver si produce un sonido claro. Si es así, se trata de un ladrillo bien cocido y, por tanto, resistente.

como saber si el ladrillo es de buena calidad

¿Qué es mejor el ladrillo hueco o el ladrillo común?

Depende. En general, en la mayoría de construcciones se utilizan ambos tipos de ladrillos, puesto que unos son útiles para una cosa y otros son útiles para otra.

Así, a la hora de levantar tabiques o muros que no van a estar a la vista, se puede utilizar el ladrillo hueco perfectamente. Es un ladrillo resistente y más barato que el macizo. Su única pega es que es menos bonito, pero, como no se va a ver, no es problema.

En cambio, cuando se trata de hacer fachadas o cualquier elemento en el que el ladrillo vaya a quedar a la vista, es mejor optar por el macizo, puesto que es superior estéticamente y permitirá una mayor uniformidad en la apariencia final.

Como puedes ver, existen muchos tipos de ladrillos, pero sólo uno que puede hacer que la calidad final de tu casa sea muy superior. Y, como bien sabes, a la hora de construir una vivienda, lo más importante es la calidad final. ¡Así que no lo dudes al tener que elegir!

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

Recent Posts

Dejar un comentario

diecinueve − 17 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar